top of page

Desde sus inicios, Women on the Rise ha ofrecido apoyo integral ofreciendo servicios complementarios para madres y sus hijos. Nuestro programa Smart Start/Children’s Corner es una de las corrientes más apreciadas de nuestro trabajo y es excepcional en el panorama de los servicios sociales en NDG desde hace algún tiempo. En estas sesiones, los niños aprenden confianza y orgullo por su cultura, practican rutinas e interacciones sociales y se familiarizan con las habilidades necesarias para la preparación escolar. Los niños comparten comidas, hacen manualidades, juegan juntos y aprenden habilidades para la vida mientras sus madres están en una habitación diferente: socializan, aprenden e invierten en sí mismos. Nuestros educadores de la primera infancia colaboran con las madres para compartir actualizaciones y consejos sobre el desarrollo de sus hijos, y han desempeñado un papel vital en el apoyo a las madres con múltiples desafíos. Esta relación siempre se ha basado en la confianza y el respeto, y ha sido una experiencia enriquecedora para todos al ser testigos del crecimiento de los niños ante nuestros propios ojos.

A continuación se muestra la historia de una de las principales protagonistas del éxito de nuestros programas infantiles, Sylvie Laferrière. Sylvie se retiró del CIUSSS-CO el 8 de octubre y tuvimos la oportunidad de sentarnos con ella para hablar sobre su tiempo con Women on the Rise y el trabajo que se realiza detrás de escena. Sylvie comenzó a trabajar con Women on the Rise como agente de enlace de SIPPE entre la organización y el CLSC NDG Montreal-West en 2004, apoyando nuestra programación infantil. Creó una mesa de organizaciones que trabajaban con familias que tenían niños entre 0 y 5 años, se llamó SIPPE [servicio integrado en perinatalia y para la pequeña infancia]. El objetivo de esta mesa de organizaciones era desarrollar proyectos y servicios para responder a las necesidades de familias vulnerables con niños de entre 0 y 5 años. Sylvie describe el impacto de SIPPE y dice que cambió el panorama de cómo funcionaban las organizaciones.

 

“Se convirtió en una red de organizaciones que se ayudaban y apoyaban mutuamente... Creo que el programa SIPPE realmente permitió más trabajo colectivo, esfuerzo colectivo y conocimiento colectivo”. - Sylvie

Antes del SIPPE, el entorno de las organizaciones comunitarias era competitivo e inequitativo. "Todo el mundo estaba en modo de supervivencia", dice Sylvie. SIPPE alentó a las organizaciones a ayudarse entre sí a crecer, al tiempo que facilitaba la comunicación con el gobierno y los financiadores.

 

Un gran desafío que enfrentó Women on the Rise al solicitar financiamiento fueron las expectativas poco realistas de los financiadores. SIPPE pudo remediar esto ya que sus organizadores comunitarios sabían cómo comunicar las necesidades de las organizaciones a los gobiernos y financiadores. SIPPE le permitió a Sylvie defender a Women on the Rise y otras organizaciones de 0 a 5, así como a las personas a las que apoya. A pesar de las expectativas de los financiadores de una innovación constante por parte de las organizaciones comunitarias, SIPPE ofreció una plataforma para que los organizadores comunitarios explicaran que habría repetidas solicitudes de financiación para los mismos programas, porque esos programas estaban funcionando.

“Este lugar tiene que ver con el corazón y han pasado por muchos obstáculos y desafíos con la financiación. No sé cómo, pero aun así mantuvieron los servicios con presupuestos reducidos”. - Sylvie

A snapShot INTO OUR CHILDREN'S PROGRAM 

Sylvie maintains that Women on the a Rise’s participants wouldn’t go anywhere else even if the organization closed down. “Because I think the people that come here trust you” Sylvie says. It is like a second home. “The reason it was called Black Women on the Rise for a long time was because the cultural differences were important” Sylvie explains. Grace and other staff members have unique experiences as a Black women that a lot of people in the public system, where diversity and equality are still lacking, don’t have.

“It takes a while for the impact to show. The impact is only proven over time, and that's where the difficult part comes in” - Grace Campbell

Sylvie explains that one of the things she noticed as a community organizer was that the organizations never asked for enough funding. Women on the Rise struggled with this and Sylvie had to encourage them to ask for more.  “I’m such a big believer in qualitative data rather than quantitative data” Grace says. They have been fighting to show that there is value in helping 10 mothers and 15 kids and impacting them positively for life, rather than temporarily helping 100 parents and 200 kids. Sylvie was able to help them ‘sell’ those nuances and differences to funders.

“The staff at WOR have an ability to make people feel comfortable. Which is a skill that you don't see everywhere, but they have an ability to make anybody who walks through the door feel safe.”
- Sylvie

WOR has been so fortunate to have collaborated with Sylvie and the team at SIPPE, and we are so proud to have been able to support so many children in the past 30 years!  Stay tuned in the new year as we share more stories from our children’s program, outings, and parties!

The interview this newsletter is based on was conducted by Francesca Mourad and Gabrielle Vendette.

The newsletter was written by Francesca Mourad.

bottom of page